martes, 18 de octubre de 2016

Poema de apertura del libro ¿Fundación de Salsacate? de Gladys Acevedo

Presentación del libro ¿Fundación de Salsacate?. Investigación histórica local de Gladys Acevedo

     Y llegó el momento esperado!!


    Más allá de haber pensado en la presentación de mi trabajo terminado con todos los colores de fiesta, el correr de los días y la pila de libros esperando ser entregados, me dieron impulso para crear una manera simple y con llegada a la mayor cantidad de personas interesadas en el tema. 

     Y fue así que esta mañana me subí al escenario de la realidad empapada con la suavidad de un día gris, con dos paquetes guardando mi tesoro y con el corazón embriagado de alegría. En un estado de éxtasis me dirigí hacia las dos instituciones locales que apoyaron mi proyecto.

     
    El primer punto fue la Municipalidad de Salsacate. Allí fui recibida cordialmente por el Intendente Municipal Sr. José Figueroa, quien desde el comienzo de su gestión me dio todo su apoyo para hacer conocer y publicar este trabajo iniciado hace quince años. 

  Nos acompañó la Presidenta del Honorable Concejo Deliberante, Prof. Emilse Castro, quien desde su función dio impulso a la propuesta de establecer una fecha como "Día del Pueblo" junto a los miembros del Concejo. 

  Entre saludos y agradecimientos de mi parte procedí a entregar los veinte ejemplares solicitados por la institución para la difusión y como material de consulta sobre temas históricos locales.



El segundo lugar fue la Cooperativa Eléctrica y otros Servicios de Salsacate, donde fui recibida por el Presidente de la institución Sr. Juan Torres. También el clima de recepción fue muy grato entregando veinte ejemplares que serán distribuidos para su difusión. 

El agradecimiento a ambas instituciones resaltando la actitud manifiesta en apoyar las iniciativas culturales que refuerzan la identidad de nuestro pueblo.

También quiero agradecer a todas las personas que me acompañaron de una manera u otra para cumplir con el sueño de todos: Tener una fecha que nos lleve a los orígenes de nuestro pueblo.

A partir de esta publicación, iré compartiendo material elaborado para la presentación de este nuevo libro de mi autoría. Los invito a comentar, sugerir o canalizar cualquier duda a través de este blog o a través de Facebook.

Para adquirir la obra pueden dirigirse personalmente a mi chat.

¡¡¡Gracias a todos por acompañarme en la concreción de los sueños!!!

                                                                                                                     Gladys Acevedo




martes, 17 de mayo de 2016

SUSURRO DE PALMAS, poema de Gladys Acevedo en homenaje a los héroes traserranos





Susurros de palmas
dejó oir la pampa pochana
aquel 28 de abril de 1774
cuando la tarde mediaba.

Y a  los lejos,
desde todos los rincones,
el polvo se elevó hacia el cielo
como una plegaria.

Eran los valientes traserranos
al trote tranquilo en briosos caballos.
Teñido de esperanzas el pecho
en la plaza de Pocho se anunciaron.

“El común” se vestía de esperanzas
por fin habían sido escuchados.
“El común” estuvo presente
con Basilio Quevedo al frente
y doscientos traserranos para firmar
el pacto que tanto esperaron.

Las cuatro de la tarde
marcó el tiempo la campana.
Aleteo de palomas,
aplausos y cantos
llenó la plaza el común
con su grito libertario.

Con el alma hecha brisa
regresaron a sus hogares
creyendo en la palabra
que entre todos pactaran.

Y el tiempo voló sobre la pampa.
Escondida quedó la promesa
en un papel amarillento
que casi se perdió en el viento.

Cruzaron las Altas Cumbres
a paso muy lento,
pretendían llevar su voz
ante el Cabildo y el clero.

Los acusaron de rebeldes,
forajidos  muy crueles,
porque defendieron su dignidad
ante abusos permanentes.

Solo dieciséis ingresaron
como viles prisioneros.
Entregaron sus lanzas y facones
bajo miradas acusadoras

Y en la sala del Cabildo
la voz del común fue amordazada.
Entre rejas y olvido
quedó escondida durante dos siglos.


La voz de “El Común”  ha vencido el silencio.
La verdad resplandece, inmutable,
sobre la sangre de sus descendientes.
El arrojo de los valientes, enmudecido,
hoy glorifica este presente.

                                                                             Gladys Acevedo
                                                                             Poeta Pochana

ACTO CONMEMORATIVO DEL 242° ANIVERSARIO DEL "PACTO DE LOS CHAÑARES" EN VILLA DE POCHO.

   En el marco del Bicentenario de nuestra Independencia, el sábado 14 de Mayo, en la localidad de Villa de Pocho, se llevó a cabo el 242° Aniversario del "Pacto de Los Chañares" y "La Revolución de El Común" organizado por el Grupo Solidario "Compromiso Pochano", recibiendo a numeroso público en el Salón Parroquial de la localidad,  ornamentado con sobriedad y buen gusto para rendir homenaje a los héroes traserranos.

  La llegada de la Agrupación Gaucha "Martín Fierro" con sus vistosos trajes y el ondear de su bandera dio lugar al inicio del acto realizando su paso alrededor de la plaza, mientras los aplausos y los vivas se unieron al paisaje.
 Al retornar, todos ingresaron al local para continuar con la palabra de Gladys Acevedo, maestra de ceremonia, quien tomó de Eladia Blázquez la siguiente reflexión: "Merecer la vida no es callar y consentir tantas injusticias repetidas... Es una virtud, es dignidad y es la actitud de identidad más definida", renovando el grito libertario de los bravos serranos que con valentía reclamaron por la dignidad de un pueblo oprimido,


  El ingreso de las Banderas de Ceremonia del Centro Educativo "Domingo French" y del IPEM N° 384, Anexo Villa de Pocho junto a los abanderados de la Agrupación Gaucha "Martín Fierro", conformaron el marco necesario para entonar el Himno Nacional Argentino.




















    A continuación en un profundo silencio con el recitado del poema "Susurro de palmas" de Gladys Acevedo, se rindió homenaje a: Basilio Quevedo, Eugenio Heredia, Cipriano Hurtado de Lara, Bartolomé Gallardo, Manuel Gallardo, José Cuello, Francisco Rivarola, Bernardo Urquijo, Luis Arana, Mateo Cejas, Inocencio Villafañe, Pedro Juan Balla, Domingo Olmedo, Ignacio Núñez, Ignacio Quevedo, Policarpo Cuello y Agustín Olmedo junto a los doscientos traserranos protagonistas de este hecho histórico.



  

  La Profesora Cintia Vega, representando al Grupo Solidario "Compromiso Pochano" tomó la palabra expresando su mensaje:

" Desde hace tres años, Compromiso Pochano insiste y quiere revalorizar la historia y la cultura de nuestro pueblo rememorando cada año la Revolución de El Común y El Pacto de Los Chañares a través de este acto, donde nos autoconvoca como hace 242 años, para que nuestros jóvenes que conforman el futuro de nuestro pueblo, se interioricen en ello y sigan forjando nuestra historia, nuestra cultura. Para que no se olviden nunca de dónde venimos; y para poder tomarlo como cimiento, como eje; para poder mirar hacia dónde vamos, qué queremos y a qué apostamos.
No dejemos nunca que se apague la luz de las raíces que hicieron de nosotros lo que hoy somos.
Recordemos que un pueblo que no se interesa por su historia, es un pueblo sin futuro".




También las palabras de la escritoria Isabel Lagger envolvió el espíritu de los presentes:

Queridos Pochanos:
Desde Villa Carlos Paz Puedo verlos. Todos juntitos y emocionados por esta recordación. Puedo oír cómo laten sus corazones ante el nombre de cada uno de los comuneros que se atrevieron a romper un silenciamiento de siglos hace tantos años.
Puedo verlos con actitud de respeto y de alegría, orgullosos de ser sus descendientes, y hago propia esa felicidad por incorporar, al menos en ese pedacito de tierra patria, al 28 de abril de 1774 como efeméride escolar. Es un paso gigantesco.
La memoria no se rescata de un día para otro. Hay que trabajarla, rasguñar viejos libros, quitar polvo a los añejos documentos, preguntar a los viejos y así, poquito a poco, crecerá hasta adquirir la dimensión que merece.
El Pacto de los Chañares los convoca una vez más. Como el año pasado, y el anterior, y los otros en que dijeron “presente” para tener una historia nacional más inclusiva. Por eso digo que al repetir el preámbulo de nuestra Constitución, en la parte que menciona a los “pactos preexistentes”, incluyan mentalmente a aquel del lejano 1774. La gota horada la piedra, dicen los chinos, y si lo hacemos primero en pequeñas rondas y luego en círculos más amplios, llegará el día en que se lo recuerde de norte a sur y de este a oeste en todo el territorio nacional.
Los abrazo con profundo cariño. Como ayer, como mañana, como siempre.
Muchas gracias.
Isabel Lagger

   El público, expectante, compartió a continuación la proyección de un video editado por los organizadores en el que se relataba la historia del "Pacto de Los Chañares" dejando presente la admiración y el respeto ante la valentía de los comunes. 
Como parte del concepto de identidad y revalorización de nuestras raíces, se presentaron haciendo un comentario sobre las actividades que desarrollan los siguientes grupos:

* Centro Cultural "Werken Kurruf" de Las Palmas.
* Grupo Solidario "Ojos" de Mina Clavero.
* Grupo "Nuestras Granjas Unidad" de Pampa de Pocho.
*Tejidos artesanales " La Epifania" de Ambul.
* Centro de Arte Indígena "Casa de Piedra" de Las Palmas.
* Muestra permanente "El Taller El Alfarero" de Daniel Vizzoni, Mina Clavero.
*Revista Digital "Chuncania" de Sergio Coria, Villa Dolores.

  Lo inédito de este aniversario fue la confluencia de diferentes etnias como símbolo a los pueblos originarios que habitaron nuestro suelo pochano y la presencia del Sr. Hugo Acevedo, representante de la Comunidad Comenchingona de La Toma. 
  El artista plástico Prof. Daniel Vizzoni, Coordinador del Ipem N° 107 de Estancia de Guadalupe, dio un toque invalorable a través de la exposición de magníficos cuadros referidos al tema.

  Culminando la tarde y cerrando el homenaje, el Ballet de Villa de Pocho hizo su presencia llenando de vida, movimiento y color el salón; mientras la Asociación Cooperadora ofreció a los presentes un sabroso chocolate.
 Una tenue llovizna comenzó a humedecer el suelo de la Pampa de Pocho, escenario de la primer gesta revolucionaria de El Común, mientras los participantes se despedían con el corazón latiendo de esperanzas y renovadas fuerzas en una sola voz: ¡¡Viva Pocho!!  ¡¡Viva la Patria!!
 

Felicitaciones al Grupo Solidario "Compromiso Pochano" por la labor cultural y social que realizan en su pueblo: Cintia Vega, Adriana Cuello, Lorena Calderón, Ana Cuello, Roger Calderón, Carlos Quiroga, Nenina Recalde y Roman Calderón.



Para ampliar información sobre el evento, los invito a ingresar a http://chuncania.com/se-conmemoro-nuevo-aniversario-la-firma-del-pacto-los-chanares/#.VzrqWbUFdMM.facebook
¡¡Gracias Sergio por compartir las fotos!!





miércoles, 27 de abril de 2016

242 años del PACTO DE LOS CHAÑARES 1774 2016

VILLA DE POCHO FESTEJANDO LOS 242 AÑOS DEL "PACTO DE LOS CHAÑARES"


Amigas y Amigos:

                     Vuelvo a publicar el artículo de mi autoría del 27 de abril de 2015, recordando esta fecha que marca un hito en nuestra historia local y que prácticamente se encuentra olvidada. 
               También encontrarán en el blog otros artículos referidos al tema impregnándonos de hechos que fueron reflotados de manera sustancial por la escritora Isabel Lagger, a quien debemos agradecer por la labor que ha realizado durante varios años, con el objetivo de sacar a la luz, este hecho que tuvo lugar justamente en nuestro territorio.
                       Es mi deseo que disfruten y se empapen de la valentía de nuestros héroes traserranos.
                                                                        Cordialmente
                                                                                            Gladys Acevedo




  Hace 242 años entre la frondosidad de la pampa pochana, cruzando caminos de herradura, -hilos comunicantes entre parajes y ranchos diseminados entre la bravura serrana-, cabalgaban desde diferentes puntos, los valientes moradores del Curato de Traslasierra con la esperanza prendida en sus pechos. El lugar de reunión, Villa de Pocho.

   Veinticinco días atrás, la situación se había tornado irreversible. Los hechos se fueron encadenando: primero, el descontento por el reemplazo del cura Simón Tadeo Funes y la negativa de la feligresía a aceptar a su reemplazante, luego la resistencia de los milicianos que suponían terminaría con su traslado compulsivo como pobladores de la frontera sur; y por último, su negativa a realizar las guardias en dicha frontera. Todo esto hizo que a comienzos de 1774 los moradores se reunieran en juntas, y se conformaran en lo que se llamó la voz del común. De este modo, con objetivos claros presionaron en forma organizada y con las armas en la mano para obtener sus reivindicaciones.

CONTEXTO HISTÓRICO

   Las características particulares de esta región y de la gente, impulsaron el desarrollo de estos acontecimientos. Traslasierra se encontraba relativamente asilada de la cabecera de la jurisdicción por el cordón montañoso de las Altas Cumbres, pero con una intensa vida económica como lugar de invernada de mulas, con lazos económicos con el norte y con el oeste de las sierras. Además, era una zona de densa población indígena antes de la conquista y que desde muy temprano mostraron gran resistencia frente a los abusos de  los encomenderos. Paralelamente a estas características, debemos considerar los enfrentamientos que en ese entonces existían con las autoridades religiosas, militares y políticas -diferentes miembros del Cabildo, alcaldes, alcaldes de la Hermandad jueces pedáneos, comandantes de armas y curas-. Estas tensiones fueron utilizadas por los sublevados a su favor.

   Debemos recordar que en 1774, Córdoba pertenecía al Virreinato del Perú, por  lo que el poder político estaba prácticamente en manos del Cabildo y las camarillas locales. La sociedad cordobesa estaba polarizada principalmente por la expulsión de los jesuitas, en 1767.

La sublevación del común.

   El rechazo por parte de la feligresía al nombramiento del cura encargado de la parroquia de Pocho en 1774 se dio en ese clima de crisis en general, y fue uno de los desencadenantes de los conflictos que se sucedieron en Traslasierra. Pero lo que tuvo mayor relevancia en esta sublevación fue la arbitraria política de control de la población y los traslados forzosos a la frontera sur. “Las fronteras eran defendidas por los vecinos como milicianos y con recursos siempre insuficientes. A eso se sumaban los traslados de familias enteras como pobladores – los fuertes también eran denominados presidios – ya que una de las formas era mandar allí a los reos”, “a ración y sin sueldo”, muchas veces acompañados por sus familias. [1]

   Según la investigación de Ana M Puntas , existen múltiples testimonios, detallados en expedientes judiciales que muestran el desarrollo de los acontecimientos, que dan cuenta que la causa del levantamiento había sido el temor de  los milicianos a que los llevaran engañados para dejarlos desterrados y sin cabalgaduras en el fuerte de Las Tunas. A través del siguiente relato podemos imaginar la situación que vivían, determinándose el primer hecho contundente de sublevación:

   En abril de 1774, el Maestre de Campo Isasa había convocado a la gente a reunirse en la Laguna de Pocho para de allí ir a “correr la frontera”. Fue entonces que un soldado de mote Piquillín, habría saltado sobre la grupa del caballo de Isasa, lo habría tirado al suelo y quitándole las armas lo llevaron preso junto con dos de sus capitanes, al paraje de la Punta de Agua, al parecer con intención de trasladarlo a San Luis de la Punta.”[2]

   Con el apresamiento de Isasa por parte de “el común”, las autoridades de Córdoba designan al Maestre de Campo General de la Plaza don Juan Tiburcio de Ordóñez, Alcalde de la Hermandad, como Comisionado para pacificar a los revoltosos. Ordoñez partió hacia Traslasierra con 47 soldados, un capitán, cuatro sargentos y un cabo. El 23 de abril, en el paraje de La Ciénaga, envió una nota a los apellidados el común, para que volvieran a la tranquilidad, y mientras estuvieran subordinados serán oídos.

   Durante cuatro días, circularon cartas y esquelas entre Ordoñez, el juez pedáneo Tordesillas y el cura Rodriguez por un lado, y Basilio Quevedo por el otro;  hasta que el 28 de abril de 1774, en Los Chañares, el común con Basilio Quevedo a la cabeza,  proceden a la entrega de una petición de ocho puntos :

1-    Destierro de Isasa y de Tordesillas, dándoles un mes para que abandonaran la jurisdicción, junto con sus familias y bienes. Ordoñez acordó  pero extendió el plazo a Isasa por tres meses.
2-    “no ha de governar este valle ningún hombre europeo…” a lo que Ordónez agregó “….sin perjuicio de las facultades del Cabildo…”relativizando el alcance de lo solicitado.
3-    “…no combiene que haiga maestre de campo en este valle…” Ordoñez aceptó pero agregó “ … sin que se entienda contravenir a las disposiciones de los gobernadores de esta provincia…”
4-    Que fuera el Sargento Mayor Quevedo el que nombrara a los capitanes y que quedara a su disposición “…quitar y poner otros al gusto de su gente…” Ordoñez otorgó pero agregó que Quevedo debía presentarle la lista de los designados para que “…por el gobierno de Armas si conviniese, se le despachen los títulos…”
5-    El común pedía que se les extendieran facultades a los capitanes para que pudieran “… entender en lo civil cada uno entre su gente, y que ningún Juez pueda entrar sin pedir auxilio a los capitanes o jefes de su compañía…”  y que “…haciéndolo se lo darían…” Ordoñez alegó no tener facultades para otorgar esto, ya que lo eran del Cabildo ….
6-    Que el Sargento Mayor Diego Moreno no pudiera ejercer ningún cargo, lo que fue otorgado
7-    Que se les dieran las armas que tenían pagadas a Isasa, quien había recibido su importe en plata y caballos, agregando Ordoñez que lo haría una vez que “….se hubiera sosegado el común se retire cada qual a su casa…”
8-    El pedido general para que nos se los culpe a ninguno ni haia cargo ninguno tiempo haber levantdo este común de voz pública lo levanto el Maestre de Campo Don Joseph de Isasa como consta por los señores vicarios: común”[3]

   Al culminar el encuentro, Ordoñez garantizó lo firmado como Maestre de Campo firmando el tratado con dos testigos, y una vez visto lo que se les concedía, los del común “…. Se dieron por satisfechos y rindiendo las armas prorrumpieron en vivas al rey afirmando estar dispuestos y rendidos y obedientes a cuanto se les mandase…”[4] Además aceptaron devolver las armas que habían quitado a Isasa y Tordecillas.

   Apunta Ana Inés Puntas que Ordoñez permaneció en Traslasierra, y desde finales de abril hasta mediados de julio levantó sumarias informaciones a vecinos y a participantes de las “juntas”, lo que evidenciaba su falta de intención de respetar lo firmado, y que no daba por terminado el conflicto.

  Fueron muchos los protagonistas de este hecho histórico, hombres sufridos y oprimidos que dejaron su huella indómita en la inmensidad de la pampa desde Ambul, Panaholma, Nono, Las Tapias, y de tantos lugares diseminados por el valle de Traslasierra, hoy sólo nos ha quedado un puñado de nombres.
Valientes serranos hoy los homenajeamos haciéndolos surgir del olvido como ejemplo de valentía, de honor, de entrega y en defensa por la dignidad.

Basilio Quevedo
Eugenio Heredia
Cipriano Hurtado de Lara
Bartolomé Gallardo
Manuel Gallardo
José Cuello
Francisco Rivarola,
Bernardo Urquijo
Luis Arana
Mateo Cejas,
Inocencio Villafañe
Pedro Juan Balla
Domingo Olmedo
Ignacio Núñez
Ignacio Quevedo
Policarpo Cuello
Agustín Olmedo






[1]ANA INÉS PUNTA: Levantamientos a voz del común en Traslasierra e Ischilin. Córdoba 1774-1775.
[2] IDEM.
[3] ANA INÉS PUNTA: Levantamientos a voz del común.
[4] AHPC Gob.5, carpeta 4, Exp. 28, ff. 250r-251v.